La IHF dispuesta a acabar con la ‘pega’

La Federación Internacional prohibirá el uso de la resina en todas las competiciones

La IHF dispuesta a acabar con la ‘pega’

Su presidente Hassan Moustafa anunció esta medida para el año que viene con la aparición de un nuevo balón que no necesitará esta sustancia para ayudar al agarre del esférico.

Esta polémica medida no ha tardado en provocar comentarios en contra por parte de algunos jugadores.

La ‘pega’ se va acabar. No, no se trata de un nuevo producto de limpieza para evitar tener que frotar. La resina, el producto que se usa desde tiempos inmemoriales en el balonmano para mejorar la adaptación del balón por parte de los jugadores, parece tener los días contados. El presidente de la Federación Internacional, Hassan Moustafa, anunció este pasado martes en el medio alemán Stuttgarter-Zeitung que esta sustancia quedará totalmente prohibida dentro de un año en todas las competiciones internacionales o nacionales desde categorías inferiores a nivel absoluto.

El máximo mandatario de la IHF alega para tomar esta medida que se trata de una cuestión de salud, ya que la ‘pega’ es un producto químico que podría tener consecuencias negativas para los jugadores, además de ensuciar el suelo de las pistas, los balones y las equipaciones de los deportistas.

Tampoco es casualidad que esta decisión coincida con la futura implantación, aproximadamente dentro de un año, de un revolucionario esférico de la marca japonesa Molten, socio y patrocinador de la Federación Internacional, que no necesitará resina para ayudar al agarre del balón, y que se utilizará en todas las competiciones organizadas por la IHF, como son los Mundiales, Preolímpicos y los Juegos Olímpicos.

Para este novedoso proyecto, actualmente al ochenta por cierto, la Federación Internacional ha destinado alrededor de un millón de euros, una cifra que seguramente espera recuperar en poco tiempo con medidas como la prohibición del empleo de la resina y de la introducción del nuevo balón ‘antipega’ para sus torneos. Para las federaciones nacionales, la IHF permitirá que éstas escojan el esférico que consideren oportuno, aunque en caso de elegir el balón tradicional, no se les estará permitido usar esta sustancia como se hace en la actualidad.

El egipcio Hassan Moustafa también avanzó que se está trabajando en otro tipo de proyectos con diversos fabricantes para encontrar un tipo de pavimentos, equipaciones y zapatillas que reduzcan las interrupciones en el juego por culpa del sudor. A priori parece ardua tarea en un deporte tan intenso como el balonmano, donde se suele jugar en pabellones, lugar perfecto para la condensación de la humedad por culpa del calor y del sudor, evitar los parones cuando un jugador caiga en el suelo.

Voces disconformes

Las primeras voces disconformes al respecto no han tardado en llegar a través de las diferentes redes sociales, como en Twitter, donde el lateral internacional del KIF Kolding, Antonio García, lanzó esta advertencia: “Que alguien me explique en qué mejora el espectáculo una decisión así… ¡Me borro si quitan la pega! ¡Es absurdo!”. En la misma línea se pronunció el también ‘Hispano’ y pivote del PAUC galo, Juan Andreu, que se tomó con humor la propuesta de la IHF: “A ver si se retrasa la decisión y me pilla retirado, porque si no, no voy a pillar un balón”.

La ‘pega’ se ha convertido en un elemento casi indispensable en el balonmano, tanto a nivel amateur como profesional, que con un uso mesurado, ayuda a sus jugadores para adaptar el balón en sus manos, y a realizar lanzamientos liftados y ‘roscas’ que dan espectacularidad a este deporte. La polémica está servida con la última idea de la IHF para una teórica mejora de este deporte.


Fuente: marca.com

pie-MAIL